Mejora la usabilidad de tu comercio electrónico

Hoy en día los comercios electrónicos tienen mucha competencia y por mucho que se cuente con una ventaja competitiva (ya sean precios bajos, exclusividad de productos…) si la web no es cómoda y fácil de utilizar el usuario va a abandonarla. Imagina que se están trabajando estrategias en otros canales para incrementar el tráfico de la tienda online, y están funcionando, pero las ventas no crecen. Más tráfico no significa más ventas. Lo más probable es que el cliente se haya encontrado con obstáculos en la navegación por la web y se haya marchado. Una buena usabilidad da al consumidor una mayor confianza sobre una empresa y facilita el proceso de compra.

Como Consultoría Tecnológica que desarrolla páginas web, hemos creado una lista con los principales errores que deben evitarse.

Errores que debes evitar

Categorías vacías

Un error muy común es tener publicada una categoría que actualmente no cuenta con ningún producto, pero que sigue visible porque antes hubo productos publicados o porque se piensa que en un futuro los habrá.

Carrito de compra no visible

El carrito de compra siempre debe ser visible desde cualquier página para poder consultarlo o finalizar la compra en cualquier momento. Además, muchas veces cuando se selecciona un producto, se redirige directamente al cliente al carrito para que finalice la compra y si quiere seguir comprando deberá ir hacia atrás o volver a navegar por el menú. Lo mejor es que mediante un efecto visual el producto se envíe al carrito (por ejemplo que aparezca sobre él un número que indique la cantidad de productos que hemos seleccionado) y mantener al consumidor en la misma página en la que se encontraba.

A la hora de hacer el checkout, finalizar la compra, es importante que los pasos se simplifiquen lo máximo posible y si todos aparecen en una sola pantalla, mejor. Los datos que deben aparecer son: productos, precios y cantidades, costes adicionales (como los gastos de envío), datos del cliente y la dirección de envío, opción de aplicar cupones descuento y métodos de pago.

Obligación a registrarse

Hay clientes que al encontrarse con la obligación de registrarse al finalizar la compra, abandonan el carrito. Lo ideal es dar la opción de elegir entre registrarse o comprar con cuenta de invitado. Muchas tiendas online permiten registrase a través de una red social, facilitando el registro al no tener que escribir todos los campos de datos. Otra forma de hacer el registro más sencillo es incluyendo el rellenado automático.

No cuidar la atención al cliente

La información de contacto debe ser visible en todo momento para facilitar la conversación con la empresa en caso de dudas y preguntas. Puedes elegir la información que quieres que aparezca: el teléfono, el email, el Whatsapp, un formulario de contacto o un chat. Eso sí ten claro que el cliente busca inmediatez en la respuesta.

No tener buscador

Hay quienes prefieren buscar directamente en el buscador antes que navegar por el menú. La búsqueda avanzada debe ser visible en todas las páginas y si es en la parte superior mejor. Contar con buscador también puede ser muy útil para el departamento de marketing ya que aporta información valiosa de lo que el comprador busca.

Escribir de manera confusa

No pienses solamente en el SEO a la hora de escribir en la web, debes pensar también en el consumidor para que la información que se vaya encontrando según navega sea clara y de utilidad, esto hará que sienta una mayor confianza y tenga una mejor experiencia de navegación. Además puede incentivarse la compra destacando informaciones relevantes, por ejemplo especificar en la ficha del producto que el envío es en 24 horas.

Velocidad lenta de carga

Gran parte de los usuarios abandonan una página si tarda más de 3 segundos en cargar.

No adaptarse a todos los dispositivos

Todas las páginas web deben tener un diseño responsive, Google penaliza a quien no cumple este requisito y no ayuda a su posicionamiento.

No optimizar las imágenes

Las imágenes deben optimizarse para que pesen poco conservando una buena calidad. El peso de las imágenes influye en la velocidad de carga.

Menú de navegación desorganizado

Es muy importante establecer una jerarquía con categorías y subcategorías para que los clientes puedan localizar fácilmente los productos. Con 1 o 2 clics deben de poder acceder a lo que buscan.

Diseño incoherente

Un diseño sencillo donde todos los elementos estén en armonía es clave. La tienda online debe de integrar la identidad corporativa para que se identifique la marca y no sea confundida con un competidor directo, en muchas ocasiones cuando se compra se tiende a tener varias pestañas abiertas con diferentes comercios para comparar sus productos. Se recomienda que el fondo de los ecommerce sea blanco para que los productos destaquen.

Poca información sobre la empresa

Tener una buena descripción sobre la empresa otorga al cliente una mayor confianza. La confianza es necesaria sobre todo si el usuario va a efectuar una transacción económica, ya que busca seguridad.

Elementos que mejoran la experiencia del usuario

Existen muchas herramientas que mejoran la experiencia del cliente para se lleve una buena impresión del comercio electrónico. A continuación se recogen algunas:

  • La inclusión de las migas de pan o breadcrumbs muestran la ruta que el cliente ha seguido y le ayudan a qué sepa los pasos que ha dado en la web y así pueda retroceder a pasos anteriores sin perderse.
  • Las listas de deseos permite que el consumidor pueda guardar una serie de productos para que más adelante pueda volver a ellos o compartirlos con sus contactos.
  • La confirmación de la compra mediante un email e ir actualizando el estado del pedido aporta seguridad al comprador.
  • Los filtros de búsqueda ayudan a clasificar los productos según unas características específicas para que el proceso de compra sea más sencillo. Ocurre lo mismo con la opción de “ordenar por” donde el cliente ve los productos que más pueden interesarle al principio.
  • Los sellos de confianza online restan miedos a los consumidores.
  • Los botones de comprar deben ser llamativos y destacar del resto de botones de la página para incentivar la compra.
  • Es muy útil contar con varias formas de pago. Hay personas que son reacias a poner su datos de la tarjeta en tiendas online y es por eso que prefieren usar plataformas como Paypal.

Como consejo final, aplica los elementos y diseños de usabilidad que son conocidos y olvídate de improvisar nuevas formas.