Los empleados como embajadores de marca

La promoción en las redes sociales es hoy en día una de las formas más eficaces de conseguir nuevos clientes. Por tanto, las empresas deben invertir tiempo y esfuerzo en impulsar estas herramientas.

Uno de los métodos que está dando mejores resultados es utilizar a los propios empleados como embajadores de marca. Esto significa estimular a los trabajadores para que hablen activamente de su empresa en sus propias redes sociales, extendiendo el alcance de la misma y generando una mayor afinidad con la marca.

¿Por qué las marcas necesitan programas con embajadores?

Actualmente nos encontramos en una era digital, una etapa en la que las recomendaciones peer-to-peer (boca a boca) son las estrategias publicitarias más fuertes. Un buen uso de las redes sociales por parte de los empleados, puede aumentar el conocimiento de la marca y desarrollar fuertes lazos con los clientes.

Además, el hecho de que un colaborador interno comparta información relevante de la compañía de manera positiva generará más confianza en el público que si lo comparte el mismo CEO de la organización. De hecho, por cada 12% de incremento en las recomendaciones de una marca realizada por un embajador, los ingresos de ésta crecen hasta un 50%.

Gráfico realizado con QlikSense

Activar a los colaboradores internos como promotores de marca es una inversión ganadora y duradera.

Un buen programa de embajadores de marca no sólo ayudará a tu empresa en la captación de clientes nuevos, sino que mejorará la vinculación interna. Esta consecuencia se debe a que los empleados se encuentran más conectados, integrados y motivados en el trabajo cuando la compañía les incorpora en su actividad digital.

Es cierto que el miedo a perder el control sobre la marca puede ser un impedimento para lanzar esta práctica, pero existen formas de poder controlar el marketing en la red y conseguir que no salgan a la luz comentarios perjudiciales para la entidad.  Un ejemplo sería mostrar a los trabajadores cómo hacer un buen uso de las redes sociales y cómo esa práctica puede beneficiarles a ellos también. Otra forma es que la empresa tuviera un espacio propio donde los trabajadores pudieran extraer fácilmente y sin riesgo algunas sugerencias de artículos, fotos, enlaces directos o referencias específicas que puedan utilizar. Además, siempre pueden compartir las publicaciones de la red corporativa, otorgando fiabilidad a la empresa.

En conclusión, el desarrollo de programas de embajadores de marca que involucran a empleados es una estrategia rentable en campos como la reputación y la visibilidad de la compañía, la expansión de negocio y  el aspecto emocional interno.

Gráficos realizados en QlikSense. 

Información extraída en goodrebels.com.