El uso de la banca y los pagos móviles

¿Utilizas la banca digital para gestionar tu dinero? ¿Pagas con el móvil al comprar? Si aún no usas el móvil como cartera, pronto lo harás. Nosotros te contamos porqué. Los datos han sido obtenidos del Informe ditrendia: Mobile en España y en el Mundo 2018.

Ventajas de la banca móvil

  • Simplifica los recibos y te permite tenerlos todos en un mismo lugar.
  • Ahorras tiempo al no tener que desplazarte hasta la sucursal bancaria ni depender de horarios.
  • Es seguro: en el último año la confianza ha aumentado al 69% por parte de los consumidores que creen que estas herramientas están protegidas de los fraudes. La desconfianza en la seguridad siempre ha sido la mayor barrera entre los más tradicionales.
  • Su funcionamiento es simple: estas Apps son intuitivas y fáciles de utilizar.
  • Te ayudan a organizar tu presupuesto: de una manera visual te muestran los datos relativos a gastos e ingresos con gráficas y comparativas para que puedas ver en qué inviertes tu dinero. Además, muchas ofrecen la posibilidad de crear huchas inteligentes según objetivos.

Actualmente la banca móvil cuenta con más de 1200 millones de usuarios a nivel mundial y España se encuentra, con el 52%, como el quinto país en el ranking de Europa. El 27% de los jóvenes, los Millennials y la Generación Z, eligen al App móvil como el canal preferido para realizar acciones con su banco. Además, España está en el top 3 mundial de descargas de aplicaciones Fintech (“fin” finanzas, “tech” tecnología). Estas Apps no tienen por qué ser desarrolladas exclusivamente por los bancos, también pueden ser creadas por empresas tecnológicas.

Ventajas de los pagos móviles

  • Facilita el proceso de compra: sustituye otros métodos de pago y en el caso de comprar por Internet puedes guardar tus datos sin necesidad de repetirlos cada vez que vayas a efectuar una nueva compra.
  • Los recibos y la información de pago quedan registrados en el Smartphone.

Para poder pagar con el móvil debes descargarte una aplicación; una App propia del banco o de alguna empresa que esté asociada al banco como Samsung Pay, Google Pay o Apple Pay. La diferencia entre ambas opciones es que en las Apps de los bancos solo pueden asociarse con una tarjeta de su misma entidad mientras que en cualquier otra aplicación puedes guardar varias tarjetas siempre y cuando la entidad bancaria sea compatible.

Consejos de seguridad

Si aún desconfías de la seguridad del pago móvil, te contamos algunos consejos para que puedas usarlo sin preocuparte:

  • Establece un código de bloqueo en el móvil para que nadie pueda acceder.
  • Crea un doble factor de autenticación.
  • Activa las notificaciones SMS para controlar los movimientos de la tarjeta y detectar cualquier movimiento extraño.