La rotura de stock, una de las grandes problemáticas

La rotura de stock es la cantidad de demanda solicitada por un cliente que no ha sido satisfecha por la ausencia de stock, debido a la falta de previsión. Sin stock no se puede servir el producto al consumidor. La rotura de stock es una de las grandes problemáticas a la que se enfrenta cualquier empresa que disponga de almacén. La solución que suele aportar quien gestiona el inventario es incrementar el pedido de los productos para evitar que la empresa se quede sin stock, cuando en su lugar debería analizar por qué ocurre esto. Para evitar la rotura de stock hay que estudiar qué motivos la provocan y cuál es su repercusión económica en la empresa.

En los últimos años ha aumentado la preocupación por las roturas de stock en las empresas porque los clientes tienen a su alcance muchas opciones de compras y si se encuentran con una barrera a la hora de querer adquirir un producto en una empresa, acudirán a otra. Los clientes se han vuelto más exigentes y menos fieles.

¿Cómo solucionarlo?

Las consecuencias más evidentes de la rotura del stock son un aumento de los costes por ventas no realizadas, por un mayor inventario y por pago de transportes urgentes. Pero también repercute en el servicio al cliente y en la impresión que este se lleva de la empresa. Muchas veces se pasa por alto que el coste de las roturas de stock es mayor al de las ventas perdidas.

La solución es tener un control sobre el almacén para poder prever cuando un producto se va a quedar sin stock. Hoy en día con las nuevas tecnologías aplicadas a la gestión es posible llevar un control diario del almacén. La aplicación Almacén en QlikSense de CIS21 permite, además, saber la situación de los productos, tener un control de los inventarios, obtener un informe de trazabilidad, ver qué productos se compraron y a quién, a qué clientes se han vendido, cuál es su precio, etc.

 

También puede interesarte: